El mundo occidental está viviendo un cambio en el paradigma laboral. Lo que antes era seguro, ahora ya no lo es tanto. Esto supone también la adaptación en la forma de pensar de las personas. Hoy día el talento prevalece en muchos aspectos a la titulación académica. Pero, ¿estamos preparados para este cambio? ¿Cómo podemos llevarlo a cabo?

 

Vivimos en un tiempo donde los cambios se suceden a la velocidad de la luz. Esto ocurre prácticamente en todos los ámbitos, y la adaptación es necesaria si no queremos quedarnos atrás. Es curioso cómo hemos aprendido en relativamente poco tiempo a utilizar aparatos informáticos y tecnológicos que para antiguas generaciones, como nuestros abuelos, están más cerca de la “magia” que de los avances y el desarrollo.

Sin embargo, en otros ámbitos, como por ejemplo el laboral, a nivel general nos encontramos estancados. La situación actual nos deja claro que la idea de “estudia para conseguir un título y poder encontrar un trabajo fijo de futuro” ha quedado totalmente obsoleta. Tener un título universitario o un máster en Estados Unidos ya no significa tener un puesto de trabajo seguro bien remunerado y con futuro.

La era industrial pertenece al siglo XX y lo que adquiere valor en el siglo XXl es el talentismo, el emprendimiento como forma de vida. Esta situación nos empuja a vivir a partir de ahora de nuestros dones y talentos. Es decir, el dinero llegará en función de poner valor en el mundo.

Estamos en un momento en que se puede vivir de cualquier cosa. Sal fuera y compruébalo. Encuentra o inventa un nicho de mercado; tú puedes hacerlo, pero para ello, primeramente debes saber dónde serás especialmente útil y bueno.

El network marketing se muestra como una oportunidad real de autoempleo donde no importa el sexo, la educación o la edad; sino que el éxito y los resultados dependen  directamente del esfuerzo, el trabajo y la actitud de la propia persona.

Nuestra sociedad tiende a la tolerancia infinita con la mediocridad, por lo tanto si nos lo proponemos y hacemos lo necesario, podemos destacar sobre el resto. El MLM nos da las herramientas para hacerlo, pero para ello debemos hacer antes cambios en nosotros mismos.

 

  • Compromiso al 100% con tus planes y proyectos. Es la capacidad que tienes de seguir por el camino que te has marcado aun cuando los resultados no aparezcan. No puedes tener resultados antes que el compromiso. Tal vez puedas cambiar el camino, pero no la dirección. No malgastes tu tiempo en tareas que no estén en tu área de influencia, no pierdas el tiempo hablando de aquello que no puedes cambiar. No puedes hacer una sociedad mejor hasta que tú, tu familia o tu empresa seáis mejor.
  • Si deseas tener resultados diferentes, necesitas actuar de manera diferente, y para ello necesitas salir de tu estado de “piloto automático”. Es decir, salir de las respuestas que tienes siempre a los mismos estímulos que vives a diario.
  • Actúa dando siempre tú mejor YO, toma decisiones desde la consciencia, y esa consciencia te la da, una vez más, el COMPROMISO CONSTANTE.
  • Realízate las 3 preguntas claves: ¿por qué quiero cambiar?, ¿qué quiero cambiar? ¿Cómo lo voy a cambiar? Si no tengo un porqué claro y potente nunca encontraré las respuestas al cómo.
  • Ser, hacer, tener. Da igual lo que poseas o tengas, porque siempre va a estar adecuado a tu nivel de SER. Conviértete en mejor persona, fórmate. Si quieres tener abundancia económica debes ser mejor profesional, por lo tanto, desde el Ser atraerás abundancia.
  • Cambia tu forma de pensar y cambia tu forma de sentir. Determinados pensamientos nos llevan a determinadas emociones, determinadas emociones nos llevan a determinadas acciones, y determinadas acciones nos llevan a determinados hábitos que tendrán ciertas consecuencias… Los resultados.
  • Bombardea tu cerebro con aquello que quieres en tu vida. Si te pones metas claras y le pones acción, tendrás excelentes resultados. Cada noche, antes de dormir, en el instante antes, dale información a tu cerebro de lo que quieres hacer con tu vida, y para ello es fundamental que hagas 2 cosas: agradece y visualiza. Agradece por todo lo bueno que te ha ocurrido durante el día. Recuerda: “en lo que te enfoca se expande”. Visualiza aquello que quieres en tu vida, pero vívelo desde el presente, no desde el “yo quiero esto”, porque eso significaría visualizarlo desde la escasez. Tan solo al visualizarlo de manera positiva serás capaz de alcanzarlo.

*Ideas sacadas del Seminario “Vivir sin jefe”, impartido por Sergio Fernández. (Periodista, coach y escritor)

 

©2017 Desarrollado por ConsultoriaEnMarketing.com para NegociosParaCasa.com

LOGO NPC blanco

Pin It on Pinterest

Share This
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account