¿Quién puede olvidar su primera vez?

Puede ser recordado con agrado o con cierta resignación,pero nadie olvida la primera vez que conoció el multinivel, sobre todo si fue con la
“inocencia” de la juventud.
Recuerdo una historia que puede que te suene familiar, pero que sin duda alguna se ha repetido en numerosas ocasiones en cientos de países
distintos.

La primera cita

 

Papelito de publicidad en el parabrisas de mi coche: “Ingresos extra a tiempo parcial. Grandes ingresos a tiempo completo. Llame para entrevista”. ¿Será verdad?

Llamo por si acaso y me dan una cita para asistir a una entrevista.
Llega el día. Arreglado con mi mejor atuendo asisto a la “entrevista” con mi novia, por si acaso le caemos bien al entrevistador y tienen un hueco también para ella. Llegamos al hotel; debe ser algo bueno porque es de los mejores de la ciudad. Entramos por el hall con cierto nerviosismo
pero con el pecho hinchado y el curriculum bajo el brazo… claro está.

Preguntamos en recepción por las entrevistas de trabajo. Por cierto, caigo en ese momento que, ¡no sé el nombre de la empresa!¡Ni a qué se dedica!
Bueno… sigamos. Nos indican. Hay bastante gente por allí; espero que no vengan todos a lo mismo. Mi pecho de empieza a deshinchar.
Bajamos una escalera y, ¡sorpresa! ¡Esto está a reventar de gente! Jolín, ya hemos llegado tarde, ¡no conseguimos el puesto ni en sueños! O, a lo mejor es que tienen muchas vacantes.

Nos indican y nos acercamos a una mesa donde tenemos que dar nuestro nombre, teléfono y decir quién nos ha citado… Uf, ¿y qué hago con novia si ella no tenía cita? Le explico a la señorita que ella viene acompañándome y que le interesa también el puesto. Para mi sorpresa a la señorita le parece estupendo… Bueno no… en realidad me dice: ¡genial!

Primera prueba superada. Ahora toca superar la entrevista. Pero cuando entramos en la sala, ¡hay un montón de sillas! La gente se sienta detrás, pero yo agarro a mi novia del brazo y cogemos sitio en primerísima fila. Será mejor que nos vean de los primeros, así nos ven interés y seguro
tenemos más posibilidades.

Ya sentados observamos a nuestro alrededor. Hay mucha gente, la mayoría con traje de chaqueta. Sonríen mucho e incluso algunos se abrazan. Tiene que ser buena la empresa con sus trabajadores para que estén tan contentos.
La música está un poco alta, así que no puedo escuchar de qué hablan.

De repente anuncian a alguien. Mucha gente se levanta y aplaude. Como por inercia hacemos lo mismo… Noto que mi novia está un poco tensa. No le pregunto por si acaso…

Amor a primera vista

Un señor empieza a explicar algo con una presentación de power point. No me entero de mucho.

Después de la explicación empiezan a salir gente que cuenta como les
va en esta empresa. ¡Qué pasada! Veo profesores, estudiantes, amas de casa, hasta un bombero… ¡Que bien me vendría a mi esto!

Después hablan de las posibilidades de ascenso de la empresa.

©2018 Desarrollado por ConsultoriaEnMarketing.com para NegociosParaCasa.com

LOGO NPC blanco

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account